Tuesday, December 26, 2006

Aquí, ¡Oh! Sariputta, la forma es vacíoy el vacío mismo es forma;el vacío no se diferencia de la forma,la forma no se diferencia del vacío;todo lo que es forma, es vacío;todo lo que es vacío, es forma;Aquí, ¡Oh! Sariputta,todos los dharmas se caracterizan por el vacío;ni son producidos, ni detenidos,ni están mancillados, ni son inmaculados,ni son deficientes, ni completos.Por lo tanto, ¡Oh! Sariputta,en el vacío no hay forma,ni sensación, ni percepción,ni impulso, ni consciencia;ni ojo, ni oído, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni mente;ni formas, ni sonidos, ni olores, ni sabores, ni cosas tangibles, ni objetos de la mente,ni elementos del órgano visual,y así sucesivamenteNo hay ignorancia, ni extinción de la ignorancia,y así sucesivamente,hasta que llegamos a la no existencia de decadencia ni muerte,ni extinción de la decadencia ni de la muerte.No hay sufrimiento, ni origen, ni cesación, ni camino;no hay cognición, ni logro, ni no-logro. Por lo tanto, ¡Oh! Sariputta,el Bodhisattva,a causa de su estado de no persecución de logros,y habiéndose confiado a la perfección de la sabiduría,vive sin pensamientos que lo envuelvan.Al no estar envuelto en pensamientos,nada le hace temblar . Se fue, se fue, se fue más allá;se fue.

3 comments:

HAL said...

y superando toda preocupación, alcanza al fin el Nirvana.

sol said...

HAL, commentaristarista y conocedor /del dutra del corazón.

HAL said...

Las voces de los torrentes son las de una sola voz, pequeña buddha.
Somos el universo.