Sunday, August 05, 2007

campeón 82- subcampeón 83- campeón 84

Esa chica que ahora se está bañando en las dichas de Ferro. Y que viene de hacer caños en el gimnasio de Ferro. Y que coqueteó hace 20 minutos con el instructor del gimnasio de Ferro, que para ser instructor en un gimnasio, es piola. Por ejemplo: esta mañana eligió para ponerse la remera negra de La Renga, que le resalta los ojos azules pero gentiles y que con el pelo rubio, largo, enrulado, hace que dé buen pibe, lo cual sería muy raro en el instructor de un gimnasio comercial, pero es menos raro en el instructor de un gimnasio de club, menos aún si el club es barrial, y menos si el barrio es Caballito.
Ella entró al gimnasio a las nueve y agarró su ficha de ejercicios y pesos de un fichero que está arriba de un viejo escritorio que está a cinco metros de la puerta y frente a la misma. El instructor, en ese momento, estaba acomodando las colchonetas de espaldas a la entrada, así que no la vio entrar, pero se dio vuelta a tiempo para verla buscar la ficha en el fichero, verla sacar la ficha del fichero y caminar hasta el fichero saludándola con los ojos y sonrisa de buen pibe que siguió para profe de educación física porque le gustan los chicos, el deporte y el sol. No por eso vamos a decir que es un tarado, yo no lo diría y menos que yo Florencia, que se llama así al igual que el 47% de las chicas de Caballito que nacieron en un intervalo de cinco años alrededor del año en el que nació Florencia, palabra, que fue en 1989, justo antes de que asumiera Menem, candidato al que los padres de Florencia no votaron porque son caballitenses de verdad, y los caballitenses de verdad parecen uruguayos, o eso creen, de lo contrario a nadie se le hubiera ocurrido poner una chivitería uruguaya en frente de la casa base de Ferro, y los uruguayos son progres, y si no son progres al menos son gorilas. Los papás de Florencia conocen a los papás del instructor, que claramente se llama Pablo Mariano, Pablo para los amigos, y los amigos son muchos, y sus padres conocen a los padres de Pablo y también a los de Florencia porque todos esos padres pasaron por el PI, lo cual implica que necesariamente nacieron en Caballito todos ellos o bien se mudaron de muy pequeños, lo suficiente como para asistir a la escuela primaria en Caballito, egresar, tirarse huevos en la puerta de la escuela y después ayudar a la portera a limpiarla y después ingresar a un colegio secundario como el Hipólito Vieytes o el Huergo o el Nacional 17 o el Normal 4 o el Liceo 7 o el Marianista o el Santa Unión o el Santa Brígida en el mejor de los casos, o el Regina Virginum en el peor de los casos. En cualquier caso, muchos de ellos fueron después a la facultad, a alguna facultad, y el que no fue a estudiar fue a militar, y la mayoría de los que fueron a militar terminaron a la larga estudiando, en cualquier caso la mesa de la Franja ya estaba ahí, y estar en la Franja no estaba mal, todavía, porque la Franja era negociadora pero no era corrupta o si era corrupta no se sabía, y lo mismo era política sin ser matona y si era matona no se sabía tampoco, o al menos no se sabía tanto.
ENTONCES, que a nadie le llame mucho la atención que Pablo y Florencia vivan en Caballito, aunque en unos cinco años se muden a Palermo pero vuelvan después a los diez años como los hijos pródigos que son todos los caballitenses, que Florencia vaya a Ferro y en este momento se esté lavando el pelo con Dove hidratación múltiple, y que ahora apure el enjuague porque tiene que llegar en un rato a Agronomía para cursar una materia del CBC de medicina, una carrera que sigue mucha gente, y entre esa gente muchas mujeres, pero más que nada muchas chicas y entre esas muchas chicas, chicas como Florencia que no es gorda pero tampoco es un palo de ajonjolí, que no es petisa porque ni ahí, pero tampoco es alta, ni rubia ni pelirroja ni morocha ni teñida, una linda chica, fea no es porque no hay chicas feas en Caballito. Y resulta que a Pablo le gustan las chicas así, que no son ni gordas ni flacas ni teñidas ni pobres ni ricas ni intelectuales ni tontas, porque las tontas y las teñidas viven en Belgrano R., eso piensa Pablo, la pobres están en Constitución, en la parte fea de Constitución, eso también lo piensa Pablo y no vamos a ocultarlo, y porque al final, las chicas que valen la pena no son chicas, son pibas, y no por nada a la mamá de Pablo le decían así cuando llenaba las carteleras de Agronomía con afiches del PI, la Piba del PI, una buena piba como Florencia, que no levanta pancartas pero igual podría haber sido la Piba del PI de no haber nacido cuando moría la inclusión social. La prueba de esto está en que a la mamá de Pablo, Florencia le caería muy bien y de hecho mientras Florencia hacía cuadriceps a las 9:13 AM, a Pablo se le cruzó por la cebeza pensar “es mi novia”, una falacia porque Florencia no era, no es la novia, pero en realidad podría serlo, toda verdad es una cuestión de gradación, y se podría haber reído pero no se rió porque era muy temprano, pero a pesar de eso hizo algo similar a reírse o sonreírse que es pensar en cosas lindas, tranquilizadoras, y entonces pensó por ahí esto puede llegar a buen puerto, buen puerto, buen pibe, buena piba, todo es bueno en Caballito, todo es en el medio, todo es moderado, todo es blanco como la piel de los caballitenses, todo es verde como los sellos de los partidos progresistas, los partidos ecologistas no son progresistas pero los partidos progresistas tienen sello verde, todos los Pablos son libres de invitar a las Florencias a una cerveza, y cuando Florencia salga del vestuario con el pelo sin se que se acabe de secar, Pablo va a hacer como que se le cruza por accidente y la va a invitar.

12 comments:

Anonymous said...

Lindo relato.

JUAN ANOTNIO DE LA PEÑA RODRIGUEZ TEJEDOR DE LA HOZ said...

me calienta cuando decis tantas boludeces, fantochada de ser boludeces pomposas.

fede said...

a mi me gusto mucho je
hay mucho pensamiento y vivencias atras
cuando decis uy eso es asi jaja

igual no la voy a votar cristina eh

sol said...

juancito: me gustan las canciones de amor, esos raros peinados nuevos, no quiero criticar.

Gona said...

excelente manera de rememorarme caballito, ferro, rivadavia actividades varias en el club, la quinta en saavedra, la pileta seca en gimnasia deportiva cual llena de bloques de goma espuma nos tirabamos despues de cada clase bien aprovechada.

EmmaPeel said...

bien por la nena de little horse,

besos

la tia said...

juan anotnio no entendio nada no sintio nada ?... decile que se de una vuelta por caballito...(pobre no se puede morir sin conocer el barrio)a mi la historia me parecio relinda, hermosa manera de describir a los caballitenses ( a pesar de los macristas que se infiltraron en la ultima eleccion, solo en ésta ...sera la ultima ya veran) y ferro ! resiste , siempre esta que se cierra ,que quien levanta la quiebra y ahí esta ...aguante ferro que contiene a tanta gente y a tantas historias

Anonymous said...

1) te inspiro julian eeeehhhhhhh
2)regina virginun NO ES el peor colegio de caballito

que cuando te disparan, sangras said...

jeje, es muy bueno sol, tendríamos que hacer algo así como un duelo.
vos escribís sobre tu barrio y yo sobre el mio. provincia vs. capital
te va?

maga-.

sol said...

dale, hagamoslón. un duelo amistoso. aunque sospecho que esto ya se hizo antes.

Anonymous said...

Muy linda historia, anonimo el regina virginum queda en Villa Crespo y sí es el mejor colegio católico de Villa Crespo creo que el único.

Anonymous said...

esta bueno el duelo!.
yo propongo que http://www.blogger.com/profile/01123181891814526855, escriba sobre la pcia y sol intente cagarse en su idolo schmidt