Tuesday, May 08, 2007

dale, che, manuchooooo

Ayer a la noche las niñas exploradoras estábamos mirando con mamá una entrevista muy vieja (no sé de qué año, pero estaba en blanco y negro) a Manuel “Manucho” Mujica Láinez, sorprendente, en primer lugar, por la horizontalidad que sus orejas marcan en relación al cráneo; en segundo lugar, por la cantidad de calles que eran “amigosz muy queridosz y muy czercanosz” de su bisabuela y que resultaron ser biografiados por el propio Manucho; y en tercer lugar, por el buda de roca ígnea que trajo “del Japón” y que dos japoneses, siempre tan serviciales y regaladores, cargaron durante toda su estadía en un país exótico e impactante por demás a los ojos de “un joven que supo cultivar el amable oficio del periodismo”.
En un determinado momento de la entrevista, en donde el periodista iba agarrando cada uno de los libros escritos por Manucho (uno de ellos era una traducción de 50 sonetos, que hizo para evadirse de la brutal persecución peronista que recayó no sólo sobre sus espaldas sino también sobe las de “Georgie”), agarran uno (que no recuerdo cuál era), cuyo prólogo es el poema de Borges dedicado a Manucho (que está en La Moneda de Hierro, hombres de poca fe): uno que termina diciendo algo así como “alguna vez tuvimos una Patria –recuerdas?- y los dos la perdimos”. Ok. Acá no vamos a hablar sobre lo que ya se dijo ochenta veces, que vendría a ser algo así como “es verdad, Manucho sí TUVO una patria”. Él, su bisabuela, y 20 amigxs más. No lo vamos a criticar, porque además de que las niñas pensamos que la oligarquía fue, es y será un grupo de gente muy festiva y pintoresca que sabe andar a caballo (no como las niñas, que le tenemos miedo a los animales grandes) y que está en contra de las retenciones, creemos que Manucho, vaaaaamos, no es un Sarmiento que creó mitos fundantes, viszte?
Lo que sí vamos a hacer es lo de replantear lo de la izquierda y la derecha. Otra vez. ¿Por qué? Bueno, la cosa viene así: mientras las niñas se distraían con las orejas de Dumbo Manucho Mujica Láinez, se acordaron de otro animal muy graaaaande que no es un caballo, pero que a las niñas asusta por demás cuando pretende enseñarles ética y moral de la Gestapo. Resulta que este bicho, de la familia de los mamíferos chaqueños, dijo con muchísima soltura en el programa de Marianin, que la culpa de que el país esté como esté la tienen los manuchos, que en lugar de Hacer Patria estuvieron sentaditos en la estancia tomando aperitivos, Carajo! Sí, “Carajo”, porque ahí le salió la verdad verdadera que le resuena en la cabeza y en el opaco corazón de mamífero chaqueño cada vez que emite como un eructo palabras como “República” y “Contrato moral”. Claaaro, ¿el contrato moral para quién es? Para los Manuchos que no diversificaron la producción, papá!
Acá las niñas no queremos meternos tanto porque tanto no sabemos, pero si no nos equivocamos, el socioloco-historiador Casanova dice algo así pero más pior. Dice que la crisis del modelo agroexportador se debió a la kultur de los Manuchos, que eligieron tener un consumo suntuoso importado, en lugar de comprar suntuoso pero autóctono, gauchesco y nacional. Las niñas no sabemos cuantos budas de roca ígnea hará falta producir para sacar la patria argentina adelante, pero presuponemos que pueden ser unos cuantos. El tema es que Casanova (que no tiene nada que ver con Jean Francois) es presentado por la tribuna troska de mi corazón (sita en uriburu y marcelo té) como el loquito gramsciano que “sabe llegar a una explicación desde la cultuuuura, desde lo súper- estructural, sí?”. Sí, eso lo entendemos. Pero el tema es que como estamos rodeadas por mucha gente que tiene muuuuchos pelitos y que dice con un tono de voz cuasi maternal que es una pena que los pobres voten tan mal, cada vez que las explicaciones se remiten a los Manuchos, las niñas aguzamos la nariz y mmmmmmm… no huele a pan recién horneado.

26 comments:

Ulschmidt said...

También la vi, genial entrevista! Manucho, Georgie o Victoria Ocampo son la fase final de una clase dominante. Gente refinada, absolutamente impráctica, cultísima y en el caso de ellos bastante genial. Ojalá toda la oligarquía fueran ellos. Viven bien si les toca pero de rentas, la multiplicación del dinero les aburre, a la política la analizan desde lo estético o lo ético o lo épico. Borges no fue rico a punto tal de que ejerció de bibliotecario público, Manucho terminó muriendo de pulmonía en una casona en Cruz Chica llena de ventanas y en la que no había presupuesto suficiente para calefaccionar. Ambos al final de sus días vivieron más de sus bien ganados derechos de autor que de herencias. Victoria Ocampo era riquísima y gastó fortunas promoviendo el arte: bancó la revista Sur, le publicó libros y artículos a una generación de escritores y un largo etcétera. Ojalá ellos fueran toda la oligarquía.

EmmaPeel said...

muy bueno doña

HAL said...

Estuve a punto de enviar un comentario explicando por qué el contrato moral no es sólo para los Manuchos y recordar que entre los eructos del mamífero chaqueño también suelen escucharse las palabras “distribución del ingreso” pero me contuve para evitar un nuevo susto de las niñas exploradoras. Qué sensibilidad la de estas chiquititas! Si la ética pregonada por aquel animal muy graaaaande les suena a Gestapo (tal vez prefieran la ética -modelo Skanska- del pingüino emperador), no quiero imaginar cómo vivirían en una escuela o en un hospital santacruceño rodeadas de gendarmes. O ellas aman los uniformes tanto como a los Manuchos? :)

sol said...

ulschmidt: sin duda que no son la oligarquía. en realidad esto venía a cuenta de algo que me contó un amigo de una amiga suya, que dice que no come carne para no enriquecer a los álzaga unzué. y capaz esto intentaba ser un chiste a eso, porque los capitales que sí, determinan sin duda un proyecto de país, ya no estan encarnados en "personas posta". hay gente muy rica, sí, pero esa gente no es "el capital".

emma: gracias, estoy esperando los bombos (y que vengan con vientos tb, eh!)

hal: no se enoje, que yo no tengo la culpa de que uted tenga el líder que tiene. :P
Pero en realidad, carrió sí dijo eso en el programa de grondona, y si nos ponemos en exquisitxs, sábato dice que en realidad "la oligarquía" diversificó 3 veces en menos de una generación y se la podría considerar una burguesía schumpeteriana ("puaaaaaaaaaaaaa, loccco!" diría mi papá).
y además, si partimos del deber histórico que tuvieron para carrió las élites, se entiende que olivera vaya de vice, no?

Anonymous said...

Sol: muy divertido el post! Te felicito!!.Pero la verdad es que escribo porque me interesa discutir un poco el enojo de Hal. Me voy a extender. Ante todo disculpas…
Me tengo que sincerar y voy a decir que estoy dolido por la actitud de Carrió. A ver intentaré explicarlo...
Soy un fuerte partidario de la república, de la igualdad y la democracia. cosas que sin lugar a dudas representa(ba) esta mujer eructadota y por lo tanto lo hacía conmigo...
Pero es válido reconocer que ella misma no hace ejemplo de estos valores por los que tanto pugna. Es interesante recordar que intervino el partido de la capital porque no la apoya: esto no es democracia y por ende, no es república.
Destruyó un partido político para transformarlo en una ONG de intelectuales y técnicos.
Otra cosa, sus eructos no tienen interlocutores/as. Sinceramente, todavía no sé a quién le habla, si al pueblo al que ella tanto quiere o a una pequeña masa de personas que accedemos a estos blosgs y otros y tenemos la posibilidad económica y educativa para poder discutir y entender lo que ella dice. No lo puedo entender y creo que ella tampoco lo hace.
Por favor, basta nuevamente de discursos maniqueistas de si critico a Carrió spartidario del Presidente, por favoooorrr terminemos con K o no K (eso por lo menos se lo había ganado el General pero por favor no, con K NO es lo mismo). Carrió, nos vende eso y bajo este pretexto se junta con gente repugnante como Olivera o Bullrich, para luchar contra el autoritarismo. No sé, para mi esta gente no tiene una firma digna para signar el ansiado contrato moral.
Eso es todo, o tal vez un comienzo de un lindo debate. Espero que Hal lo lea.
Saludos

HAL said...

No hay atisbos de enojo, solcito, me preocupo por la salud emocional de esas pobres y aterradas niñas exploradoras tan susceptibles a las lecciones de ética y moral.
Eso sí, permítame decirle que esa lectura de Carrió sobre la oligarquía agroganadera bien podría ser suscripta por cualquier peronista de ley (¿también son gorilas?). Y si nos ponemos en exquisitos, lo que Lilita le imputa a esa vieja oligarquía es la falta de lucidez para entender para dónde iba el capitalismo, que no es lo mismo que esa cosa teleológica de “deber histórico”. Y aclaremos que las menciones refieren a aquellas oligarquías y no los actuales dueños de la tierra y/o de sus ganancias. Como lo ha denunciado el ARI más de una vez, nunca estuvieron tan concentradas las utilidades del agro y nunca hubo tanta participación de grupos financieros y extranjeros en el área. ¿Se enteraron de esto las niñas?
Ah, de líderes hace rato que ando huérfano. Si tiene algo para ofrecer al respecto sepa comunicármelo.
PD: lo de Olivera es por amor, che.

Anónimo: ojalá sea el comienzo de una hermosa amistad (Rick Blaine dixit). Si a la dueña del blog le parece -y las niñas exploradoras no se espantan-, de buen gusto la seguimos.

EmmaPeel said...

viendo que se viene discusión entre Hal y anoni, en vez de bombos le mando a los gordos :P

beso

Jorge Y. de la G. said...

Digo yo, ¿y por qué la vieja oligarquía iba a interesarse por entender para dónde iba el capitalismo? (Georgie hubiera dicho: What for?) Ya el gran sanjuanino, en su furia modernizadora se la agarraba con la "aristocracia con olor a bosta", nihil novum sub Sol :P.

Saludos.

sol said...

mmmmm en su furia modernizadora cuando estaba viejito, cuando se le llenó la ciudad de tanos... antes no le parecía tan contraproducente al desarrollo la oligarquía con olor a bosta.

sol said...

ah, y coincido 1000 % con el what for

Jorge Y. de la G. said...

Mi estimada Sol, efectivamente don DFS ya estaba crecidito cuando se desató en diatribas contra la "aristocracia" en cuestión, más que nada al ver que las grandes extensiones pampeanas ganadas a los indios se repartían entre don Julio Argentino y sus amigos, en vez de llenarlas de rubios y progresistas colonos traídos de los mejores países de Europa. Hasta inventó el verbo "atalivar" (por Ataliva, hermanito de JAR) como sinónimo de acaparar tierras a lo pavote.

Qué se le va'cer, el imperativo moral kantiano nunca fue muy popular entre los poderosos de estas tierras.

Con todo respeto, un besito.

HAL said...

¿Por qué la vieja oligarquía iba a interesarse por entender para dónde iba el capitalismo?
Y..., porque podía y porque no está mal, de tanto en tanto, asumir que el lugar de la élite no se defiende únicamente a sangre y fuego.
Es obvio que la crítica de Carrió no persigue el fin de ajustar cuentas con actores sociales que ya no existen o cuyo protagonismo se ha ido degradando. Se trata, según entiendo, de ensayar algunas respuesta para explicar cómo llegamos a donde hoy estamos y qué tipo de desafíos tenemos por delante. Al fin de cuentas, lo que subyace en ese comentario no es otra cosa que el viejo sueño (peronista) de contar con una burguesía nacional.
Ojo, yo me quedo con la dictadura del proletariado pero parece que no está muy de moda el asunto.

sol said...

yo le voy a mandar un mail al dibujante de wally para que haga un libro que se llame "buscando al proletariado", así los que lo estamos buscando nos sacamos las ganas de una vez por todas.

Jorge Y. de la G. said...

Hal, amigo mío, aunque estas extrapolaciones las maneja mejor que nadie tu vecino Manolo, se me ocurre hacer una comparación con los esclavistas del Sur de los States. Si en el Norte no hubiera surgido un proyecto poderoso y antagónico, no habría habido Guerra Civil y quizás los tipos hubieran seguido por décadas con su way of life tradicional. Si no hacía falta cambiar, ¿por qué cambiar? Aquí en nuestros pagos nunca surgió un proyecto industrialista y modernizador lo suficientemente fuerte como para hacerle sombra a los dueños de las vacas, que disfrutaron su belle époque hasta que la crisis del '30 les empezó a cascotear el rancho.

Burguesía nacional, dictadura del proletariado, sueños de juventud...

Un abrazo.

HAL said...

Jorge, el proyecto industrialista y modernizador, en más de un país, fue asumido por las propias clases dominantes. Estamos hablando de diversificación, no de justicia distributiva o democratización de la economía.

Jorge Y. de la G. said...

Exactamente Hal, de eso estamos hablando, ese proyecto fue asumido por las elites en más de un país, pero no en éste. Aunque diversificación hubo bastante a partir de los '30 y '40 como lo demuestran p.ej. los trabajos de Eduardo Basualdo o el arriba citado Jorge F. Sabato. Fue el fin de la era dorada que añoraba Manucho.

Abrazo.

HAL said...

¿Y si estamos hablando de lo mismo por qué polemizamos, Jorge? Si el proyecto de modernización fue asumido por las clases dominantes de otros países es lógico que les imputemos a las nuestras su falta de lucidez (entre otras muchas cosas).
Ojo que la diversificación de la que habla Jorge Sábato refiere a las estrategias de inversiones y riesgos pero siempre dentro de la actividad agroganadera. Además, el propio Sábato reconoce que, gracias a una agricultura de arrendatarios itinerantes, se favoreció el agotamiento del suelo y se entorpeció la innovación tecnológica, y que estos hechos explican el quedo productivo posterior a la 2GM.
Por otra parte, no hay una mirada unívoca sobre el tema, gente como James Scobie, Alejandro Bunge o Fernando Rocchi plantearon visiones distintas a las de Sábato.

Pregunta: si no nos gustan las explicaciones que se remiten a los Manuchos, ¿a quiénes deberían remitirse las explicaciones sobre los avatares de nuestra bendita tierra?

Jorge Y. de la G. said...

Bueno, no creo que estemos exactamente polemizando, Hal. Simplemente me parece ingenuo (por decir algo) reprocharle a la vieja oligarquía su falta de lucidez. Ya que justamente su ejercicio del poder se basaba en una determinada estructura socioeconómica (relación excluyente con Gran Bretaña, desinterés por el desarrollo industrial y el mercado interno, relaciones paternalistas o feudales entre los terratenientes y las clases populares, etc.), y mientras el "modelo" funcionó, ¿por qué esa gente iba a tener interés en cambiarlo? Los que dentro de la elite propusieron cambios de rumbo (como Pellegrini) no tuvieron demasiado éxito. Pasa que las transformaciones económicas y sociales suelen darse por crisis terminales o por la emergencia de nuevos sectores dinámicos que vienen a barrer con las viejas estructuras, y no por la reflexiva visión de futuro de los representantes del viejo orden.

Tenés razón, una cosa es la diversificación agrícola de que habla Sabato y otra la oligarquía diversificada que aparece en los trabajos de Basualdo. Igual no era mi intención profundizar ahora en esos temas. Y no es que no me gusten las explicaciones que remiten a los Manuchos, es sólo que no me convencen las "condenas morales", prefiero el análisis histórico y político.

Saludos.

sol said...

hola, chicxs, espero que no piensen mal de mí por estar despierta a esta hora, es que tengo que resumir muchas cosas que justo tienen relación con esto así que me voy a permitir una pequeña distracción: en realidad, lo que dice jorge es lo que yo estaba tratando de sostener en el post. Cuando él pregunta "mientras el "modelo" funcionó, ¿por qué esa gente iba a tener interés en cambiarlo?", la respuesta que da carrió es "contrato moral para "la oligarquía". Eso, ¿no se queda en el marco de la especulación? en todo caso cabría preguntarse por qué el reparto se dio de una forma y no de otra, cuál fue el criterio. Y ahí capaz sí cabe una explicación cultural: qué tipo de migración fue la esperada y qué tipo de migración fue la efectiva. Es decir, para otro inmigración, hubiera cabido la posibilidad de una nación de dos, tres, muchos chivilcoys?

Jorge Y. de la G. said...

Hola Sol, buen día, qué suerte que esto te venga bien. Te agrego un aporte resumido y rapidito: si el reparto se dio como se dio fue como consecuencia lógica de la consolidación del bloque de poder que se da con el roquismo, al que no le interesaba un país de "cien Chivilcoys". Algo que encontré por ahí: Raúl Prebisch viajó a Australia en la década del '20 y se puso a buscar información sobre reforma agraria. No encontró nada porque allá nunca hubo necesidad de ninguna reforma. Desde que llegaron los primeros colonos se subdividió la tierra en pequeñas propiedades, porque los gobiernos veían lo negativo que sería concentrar la tierra en pocas manos.

Un beso.

HAL said...

Sol, Jorge: no se le reprocha a la oligarquía su falta de lucidez porque esa oligarquía ya no existe o está en virtual retirada. Lo que se hace -o intenta hacer- es identificar uno de los rasgos de las clases dominantes vernáculas como dato que ayuda a explicar por qué nuestro país siguió el itinerario que siguió y no el de otras naciones que vivieron situaciones similares (donde las transformaciones económicas sí fueron impulsadas o acompañadas por una reflexiva visión de futuro de los representantes del orden vigente). Justamente, con un poco de lucidez la oligarquía agroganadera hubiera podido anticipar que el modelo iba a dejar de funcionar. No obstante, el dato más llamativo es que tampoco cambió sus patrones de conducta cuando el modelo entró en crisis. Eso es análisis político, no condena moral. Por supuesto que hay cuestiones históricas (ligadas a la manera en que se colonizaron estas tierras), culturales (ligados a los hábitos y prácticas de clase) y económicas (el modelo fue muy lucrativo hasta mediados del Siglo XX) que explican mejor a la oligarquía pero estamos hablando de la exposición de una candidata presidencial en un programa de televisión. ¿Por qué le pedimos a Elisa Carrió el rigor teórico que no le exigimos a ningún otro exponente de la dirigencia local?
Que la respuesta de Carrió sea “contrato moral” para la oligarquía ya me parece una interpretación caprichosa. Ese contrato ni tiene por principal destinatario a una oligarquía de rastro difuso ni es un fundamento programático etéreo. Para ponerlo en palabras de la propia Lilita, “cuando decimos contrato moral y ciudadano no hablamos de abstracciones sino que decimos derecho de todos a la alimentación y los medicamentos por encima de cualquier otra consideración; decimos ingreso ciudadano universal para la infancia y la tercera edad; decimos igualdad de oportunidades garantizada por el sistema educativo; decimos no discriminación; decimos derecho a una información y una comunicación independientes; decimos Estado eficiente en la lucha contra las mafias; etc.”.
No pido adherir a estos postulados o compartir las opiniones de la Gorda (yo no compro su libreto completo ni todo su itinerario ni a todas sus amistades) pero no estaría mal un cacho de ecuanimidad, viejo. Este es el país donde la Gendarmería copa las escuelas y los hospitales santacruceños, donde el Estado subsidia a los administradores de unos ferrocarriles que dan miedo y donde la obra pública se licita con un 100 por ciento de sobreprecios; en todo eso, el contra moral de Carrió no tiene ninguna responsabilidad.

Jorge Y. de la G. said...

Ok Hal, estamos de acuerdo casi en todo entonces. Lo único es que yo no le pido a Carrió rigor teórico (ella se mete sola en estos temas), y me parece que en realidad en este post estamos haciendo el tipo de análisis político que ella no hizo en el programa de Marianito. En concreto creo que da como para seguir pensando: por qué la vieja oligarquía no se planteó una superación del modelo latifundista y agroexportador o por qué dejó en soledad a los pocos que tenían una visión superadora. ¿Quizás porque eran gente mala o ignorante? Yo prefiero pensar que se debió a su propia concepción del poder y a su autoasumido rol de dueños "naturales" del país.

Y me parece que si en otros países hubo personajes de las elites que lideraron los procesos de transformación, es porque se dieron las condiciones económicas, sociales o políticas para ello. Y una circunstancia bastante frecuente es la percepción de un proceso de cambio irreversible, algo que aquí se dio p.ej. en lo político con Roque Sáenz Peña. En lo económico, al no existir un proyecto antagónico y transformador que la pudiera desplazar del poder, la vieja oligarquía se mantuvo apegada al modelo tradicional hasta su agotamiento.

Un abrazo.

HAL said...

“que en realidad en este post estamos haciendo el tipo de análisis político que ella no hizo en el programa de Marianito”
Es que nosotros somos reprofundos y Lilita no sabe nada de nada, Jorge.

“…por qué la vieja oligarquía no se planteó una superación del modelo (…). Yo prefiero pensar que se debió a su propia concepción del poder y a su autoasumido rol de dueños ‘naturales’ del país”
¿Y quién contradijo esa lectura?

“Y me parece que si en otros países hubo personajes de las elites que lideraron los procesos de transformación, es porque se dieron las condiciones económicas, sociales o políticas para ello”
Obvio, pero mirá que si extremamos esa interpretación materialista quedamos muy cerca del marxismo. No sea cosa que se enteren tus amigos del movimiento nacional y popular.

Jorge Y. de la G. said...

Jaja, no me interesa ser reprofundo Hal, como decía un amigo "Una cosa es ser profundo y otra es haberse venido abajo". Tampoco seamos bizantinos, estamos diciendo más o menos lo mismo, aunque decir que "la culpa es de los Manuchos que se quedaron tomando aperitivos en la estancia" puede sacudir a la escasa teleaudiencia de MG, pero como análisis político convengamos que es medio berreta, no?

Ah, no me corras con lo del marxismo, mirá que yo no le tengo miedo, eh? Si se aplica con rigor y sin dogmatismos no veo por qué uno va a rechazar las ideas del viejo Karl como una herramienta más para analizar la realidad. Vos sabés, los muchachos del MNyP no le hacemos asco a nada :P.

SaluII.

HAL said...

No creo que haya dicho exactamente eso pero parece claro que lo importante en la tele es sacudir a la audiencia (aunque sea escasa). Para el rigor teórico está la academia.

Celebro tu simpatía por las ideas del viejo Karl, sabía que en algún rincón vos también eras un igualitarista :)

Un abrazo.

Jorge Y. de la G. said...

Aclaro que me tomé la licencia de poner en boca de Lilita lo de "los Manuchos" por ser un aporte de nuestra anfitriona Doña Sol.

Abrazo.