Tuesday, June 05, 2007

Give me one reason to stay here and I´ll turn right back around, because I dont want leave you lonely but you got to make me change my mind

Voté al pela casi por convicción real, positiva (a las almas blancas Rodolfo nos puede, esa es la verdad). En la lista rosa, apenas encima de mi hermana, el número de mesa. Mi primo ya tiene 16 y fue como si me acompañara un hombre. No sé si le enseñé algo alguna vez. No sé qué es para él la política.
A las cuatro partí para el comando en donde las segundas líneas hacen como que saben y las terceras líneas hacen como que rosquean. Rojo nos miraba desde todas las paredes, era digno de fe. Casi que expresaba ideología. A las siete, las mujeres no aguantamos más: ¿qué íbamos a hacer ahí? Mejor caminar, hacer macramé, comerse las uñas, ok, pero en el búnker. Ahí. Ahí estábamos medio punto más abajo según los del sur y la 16, tres puntos más abajo según el centro de cómputos y sus 60 mesas (!?) testigo. Mi enemigo preferido primero se rió por mensaje de texto, después me amenazó, después me consoló, y después repitió la misma operación cinco veces. Cinco. Al final del día, la complicidad ya es casi postcoital. Y si nos abusamos de la metáfora, podemos decirlo sin el “casi”. Rojo salía por la tele sin audio diciendo “vamos por el ballotage”, todos nos reímos por adentro un poco de él y mucho de nosotros, pero lo perdonamos por mártir. Rojo, Rojo, Rojo, miénteme a tu antojo. Me lo pregunto todo el tiempo: ¿cómo es decidir la vida de todos por celular? ¿Cuál es el límite?
A la salida de la debacle (“en coche al muere” ya está dicho, no?) alguien me decía “a pesar de todo, no quiero la Patria contratista” como si…
La primera opinión, la obvia, la posta, era “este país no nos merece”, y al instante, la primera autocrítica: en esa soberbia está la clave de todo. Cuestión de estilos, puede ser. Pero hay cosas que se pagan y Aníbal dejó otra estela: la del triunfalismo autista.
La soberbia de la política y la política de la soberbia. Eso es.
Para adentro, Rojo, eras Dios. Para afuera no existías: los dioses internos no suman. La política no se hace por celular. Eso es.
Lo más pior son las conclusiones: “a veces se gana, a veces se pierde, chiqui”. Esta es una pregunta para el fuero privado: si discutiéramos más, ¿la opinión sería tan pobre? Creo que no. Si la discusión existiera o, seamos claros: con un centralismo democrático, ¿seríamos LOS progres? Gramsci dice que sí, pero a medias: dice que toda coalición se oculta el cesarismo, lo oscuro. Pero también es cierto que habla de alianzas policlasistas y este claramente no fue el caso. Entonces, su respuesta sería “sí, con centralismo democrático hacia adentro, con impulso hacia adelante de todas las fuerzas, y con ampliación de la base social en un sentido claro, vas a tener una fuerza progresista”. Pero la historia (la nuestra, la local) dice que no. Lo que más me confunde y me quiebra todos los diagnósticos es esto. Chachoooooooo, ¿where are you?

8 comments:

mariano said...

rojo es feito?

sol said...
This comment has been removed by the author.
sol said...

no puedo ser tan clara por obvias razones

sol said...

pero no, no es feito.

r said...

desde el 75 hay una sola señal que todos respetan: prohibido girar a la izquierda. si aquellos jovenes maravillosos vieran a los tres chiflados, vomitarian. si los despojas de sus minutos en tv y sus publicistas no llenan ni un ascensor. al decir de lennon, la disputa en capital es algo que pasa mientras muchos estan ocupados en otra cosa ( gozar de su alzheimer )

fede said...

algunas cosas
la juventud maravillosa o pór lo menos montoneros son un cuento de cuna
en el mundo la revolucion no es acabar con el poder sino cambiarlo
lo que molesta no es macri sino el lugar que ocupa. lo quiero yo. ganar y ser poronga y mandar y la plata.
es la naturaleza humana el egoismo
que fijacion tenes con chacho?
estoy pasando mucho por varela varelita por que un amigo se mudo cerca y digo si lo veo lo cago a trompadas
es un ente no es la democraca ni la via a un mundo mejor
es puro discurso para un egoismo que no se banco que de la rua era el presidente que eligio la gente lamentablemente

HAL said...

rojo por colorado?

rodhesia said...

tanta retorica vacua!
ahora los van a echar de los cargos no?


asesores not dead!